Referente al contagio de HIV

Concepto sobre el contagio de HIV

El virus del HIV , es un virus que tiene poca fuerza de contagio, las vías de infección están limitadas y además están muy claras.

Si uno sabe dónde se encuentran los virus y es consciente sobre el lugar de ingreso de los virus al cuerpo,  puede reducir mucho la posibilidad de contagiarse  de acuerdo a su actitud.

Los virus del HIV, se encuentran en los líquidos del cuerpo de las personas seropositivas, están en la sangre, en el esperma, en los líquidos vaginales y en la leche materna.

La puerta de entrada de los virus al organismo , son la mucosa y las heridas que puedan haber.

La  posibilidad de contagio se da al contacto  directo con la sangre, esperma, líquido vaginal,  mucosa o alguna herida que contenga los virus de HIV.

La membrana o mucosa son las partes húmedas interiores del cuerpo , por ejemplo dentro de la boca , dentro de la vagina, en la uretra y en el recto.

El contagio  ocurre  al  contacto directo que se tiene  en el sexo , con la sangre, el esperma, el líquido vaginal y la musosa.

Dependiendo del acto sexual  pensamos que es fácil entender  la relación de los líquidos con la parte que roce.

El contagio es más frecuente cuando se usan en común agujas para inyección, porque la probabilidad  de que entre la sangre al interior de las venas es más alto.

Maneras de reducir el peligro de contagio de HIV

Comportamiento sexual

La posibilidad de contagio se puede reducir  evitando el  contacto directo con la sangre, el esperma, los líquidos vaginales,  el sexo anal y el sexo bucal. Una de las maneras es usar un preservativo para evitar el  roce directo.

Los preservativos para el pene y para la vagina los venden.

En caso de que sea difícil el uso del preservativo,  si el contacto con la sangre, el semen, los  líquidos de la vagina, es corto (tiempo del acto sexual) , la posibilidad de contagio es menor.

Por ejemplo , evitar la eyaculación dentro de la boca, la vagina  o el ano. En caso de que  se haya dado la eyaculación , lavarse inmediatamente,  es una manera de bajar el peligro de contagio.

También es importante mantener saludable la mucosa que es la puerta de entrada de los virus, de esta manera se puede reducir el peligro de contagio.

Por ejemplo, antes de tener sexo oral  que pueda tocarle la garganta , en vez de cepillarse los dientes y se pueda dañar el interior de la boca,  sería mejor hacer gárgaras.

Si tuviera alguna otra enfermedad venérea,  la mucosa y la piel se inflaman causándole alguna herida por donde es más fácil que entren los virus al cuerpo y se contagie.

Es más efectivo si se hiciera tratar a tiempo la enfermedad.

 

Uso común de las inyecciones

El uso común de las inyecciones  es cuando las personas usan las mismas agujas para inyectarse  la droga. Evite usar en común estas agujas, la aguja debe ser nueva y unipersonal, evitando el uso común se puede bajar el riesgo del contagio de HIV.

En caso de que el uso sea en común, desinfecte bien la aguja antes de usar, así la posibilidad de contagio sería menor.

Si se usan en común los instrumentos sexuales , hay la posibilidad de que la sangre o líquido vaginal roce  la mucosa.

Evite usar en común  estos instrumentos , o antes del uso coloque al aparato un preservativo para evitar el contagio.

 

Parto de mujeres  seropositivas con HIV

Las gestantes seropositivas,  si saben a tiempo sobre el contagio, pueden reducir la posibilidad de infección al feto.

1.  Se puede  reducir  los virus en el interior del cuerpo  cuando se toma a tiempo la medicina en contra del HIV.

2. Cuando tienen un parto por cesárea.

3. Cuando se evita la lactancia materna, en estos casos la posibilidad de contagio es menor.

De estas maneras,  el contagio de las madres seropositivas a sus hijos  se reduce a manos de 0.5%.